Saltar al contenido

Bicarbonato de Sodio para aliviar los síntomas del herpes genital

28/08/2017
Bicarbonato de sodio

El herpes genital o herpes simplex 2 suele aparecer con muchas molestias referentes a sus síntomas, pues con las herpes ampollas se van desencadenando lo que mejor se conoce como calenturas, así como también picazón y comezón a medida que las lesiones van evolucionando.

Su última fase después de las ampollas son las costras, y ya va significando que el herpes va involucionando hasta su desaparición por completo, teniendo la característica principal de que no va dejando ningún tipo de cicatriz en el sitio de la lesión.

Aliviar los síntomas del herpes con Bicarbonato de Sodio

Una vez que se ha establecido el herpes en el área genital o en sus alrededores, necesitas algún remedio que alivie la quemazón y el prurito debido a que son síntomas realmente molestos y que muchas veces llegarán a imposibilitarte, para esos casos tienes la gran opción de contar con una forma natural de combatirlo, con el bicarbonato de sodio.

Bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio en el herpes 2, es un gran remedio casero que todos pueden tener a disponibilidad y si no, pues no cuesta nada tenerlo en casa para proceder al tratamiento. La preparación puede ser según varios remedios, pero siempre contando con todos los beneficios que este aporta al aliviar los síntomas del herpes.

Por sí solo, es un remedio ideal ya que va aliviando la quemazón producida por las úlceras además del dolor punzante que es característico en este tipo de lesiones virales. Es fácil reconocer al herpes genital cuando aparte de la quemazón, el dolor es de este tipo y se asocia a la aparición de las herpes ampollas, las cuales en condiciones generales, suelen durar de 1 a 2 semanas, sin ningún tratamiento.

Alivia todas las molestias que su desenlace aplica en quienes lo padecer con las propiedades que identifican al bicarbonato de sodio en este tipo de infecciones.

¿Qué remedios puedo hacer con el bicarbonato en el herpes 2?

  1.        En un envase, coloca el bicarbonato de sodio asociado a unas cuantas gotas de agua mineral o bien agua hervida, respectivamente.
  2.        Posteriormente, masajea el bicarbonato con tus dedos hasta que la mezcla quede en una consistencia pastosa. Es importante que antes de hacer el masajeo con tus dedos, te laves correctamente las manos con agua y jabón seguido del secado, pues se debe tener conciencia que el herpes genital con la transmisión a través de las manos, puede hacer que el tratamiento no tenga ningún efecto, pues la mezcla debe estar estéril.
  3.        Cuando tienes la pasta elaborada, úntala sobre el área de las herpes ampollas con ayuda de un algodón húmedo, dejándolas que actúen por un tiempo estimado de 10 a 15 minutos.
  4.        Una vez transcurrido este tiempo, remueve el ingrediente con abundante agua, seca la zona con una toalla limpia y sin frotar.
  5.        Toma la precaución que la toalla que hayas usado para secar la zona, no quede a disposición de otras personas, pues recuerda que es un herpes virus que vive a temperatura ambiente y en los fómites, siendo este un medio de transmisión directa y sin necesidad de estar en contacto con la persona afectada.

Este es un remedio natural que resulta fácil de llevar a cabo y que obtiene resultados sorprendentes en tiempo récord, tanto en el alivio de los síntomas del herpes como también en que acorta la duración natural de las lesiones.

Disminuye el riesgo de transmisión durante este tiempo evitando consumar relaciones sexuales ya que es el período de mayor riesgo de contagio y enfócate en curar las ampollas con ayuda del magnífico bicarbonato de sodio, un compuesto natural con muchos beneficios y ningún tipo de desventaja.