Saltar al contenido

Herpes Virus: Todo lo que no sabías

Todo lo que tienes que saber del herpes virus

El herpes virus es una de las infecciones que ha sumado el número de incidencias desde largos años atrás. Se sabe que son varios los tipos de herpes que existen y que afectan distintas partes del cuerpo, según su origen genómico.

Las subfamilias del herpesvirus se congenian como un grupo muy heterogéneo y varían según su AND en alphaherpesvirinae, betaherpesvirinae y gamaherpesvirinae teniendo como propiedades biológicas diferentes pesos moleculares y con ello, diferentes efectos sobre la zona corporal que afectan, respectivamente.

Tipos de herpesvirus

Herpes labial

Este tipo de herpes, es uno de los más comunes y que tiene mayor prevalencia en todo el mundo, pues la transmisión es muy viable para el primer contacto, además de ser replicada más rápidamente en situaciones de estrés, depresión inmunológica y condiciones de alzas térmicas.

El herpes virus tipo 1 es considerado el herpes labial, dejando claro que puede aparecer en cualquier momento siempre y cuando haya habido un contacto previo que incite a las células del organismo a presentar la expresión del virus en esta parte del cuerpo. Se presenta en forma de vesículas dolorosas y que generan picor en todo su alrededor, siendo síntomas que pueden durar de 5 a 7 días, mientras desaparecen las lesiones propiamente.

Herpes genital

Por otro lado, se encuentran las lesiones conocidas como herpes virus 2 o herpes genital, que se manifiesta después del previo contacto con alguna persona tras el contagio de este fenómeno viral. Las lesiones se describen muy dolorosas y al ser ampollosas hace que lleguen a un estadio en el que rompan su cúpula y queden expuestas, haciendo que el líquido que se supura sea el resultado de todo el proceso viral infeccioso que caracteriza a los síntomas de este virus.

Este tipo de herpes puede abracar muchas zonas de esta región corporal, tanto en hombres como en mujeres, ya que no solo se limita a la zona genital propiamente, sino que también se pueden extender a regiones aledañas, como por ejemplo los glúteos o las zonas de las piernas, respectivamente.

Las lesiones de herpes genital no solo contagian en este tipo de zonas sino que también puede transmitirse y reflejarse como herpes labial si se ha contraído a partir del sexo oral, entre otros mecanismos que puedan establecer el contagio, por ejemplo a través de fómites como toallas, juguetes, tenedores, entre otros elementos que pueden usar varias personas a la vez.

 Herpes Zóster

En estos casos, el tipo de herpes suele presentarse en la totalidad del cuerpo, predominantemente a nivel del torso anterior y posterior. Puede presentarse a cualquier edad y al igual que en las clases anteriores, su presentación se determina con mucho ímpetu, manifestandose con picor generalizado, dolor tipo urente que normalmente sigue la zona intercostal y que se presenta como dolor neuropático, específicamente en la zona del torso en la que aparecerán las ampollas posteriormente.

El herpes virus de clase Zóster, suele ser conocido a su vez como culebrilla, sabiendose que al igual que los anteriores tienen una evolución natural de 7 a 14 días, en los que las ampollas van siguiendo el curso y proceso de curación espontáneo, a excepción de las personas con tratamiento que hacen que la evolución se detenga en un tiempo menor y la involución tenga un momento oportuno.

Muchas veces se piensa que el haber cursado con varicela durante la infancia es una libertad que se obtiene para no contagiarse de herpes zóster y es completamente un mito, pues si bien la varicela viene del mismo tipo de virus, los subtipos son diferentes y dan lugar a infecciones relativamente diferentes, pero con tratamientos que coinciden en el beneficio del principio activo.

Varicela

El virus herpes, consta de otro subtipo que es el manifestante de la varicela, infección viral que generalmente suele afectar a los más pequeños con lesiones herpéticas pruriginosas y rojizas que van evolucionando progresivamente hasta que se secan y eliminan el picor para eliminarse satisfactoriamente.

La varicela, provocada por el virus del herpes puede también aparecer en situaciones de inmunosupresión como en pacientes de HIV, diabetes mellitus tipo 2, entre otros factores que favorecen este proceso viral.

Al mismo tiempo, la varicela pudiera llegar a complicarse y presentarse como un herpes zóster, teniendo a su vez todas las lesiones vesiculosas y ampollares en todo el cuerpo, pero con las características descritas de este suptipo de herpes virus.

¿Cómo curar el herpes virus naturalmente?

Miel

La miel suele ser uno de los elementos naturales con mayores propiedades curativos para el herpes frente a todos los subtipos de herpes, además de haberse demostrado tener efectos beneficiosos en tiempo récord. Las infecciones virales por herpes, reaccionan frente a la miel, disminuyendo la división celular que lo caracteriza y con ello, los síntomas que estos van produciendo en su evolución natural.

Azúcar

Las propiedades efectivas del azúcar para curar el herpes virus  tienen muchas acciones tanto de la infección actual como de manera preventiva, cuando el paciente va percibiendo los síntomas pródromos a la misma. Su naturaleza se identifica por ser un excelente exfoliante natural que se recomienda aplicar directamente sobre las ampollas y así ir haciéndolas curarse progresivamente con menos dolor y de forma más rápida.

Aloe vera

Este ingrediente natural suele ser realmente efectivo para casos de herpes labial, en el que se debe aplicar los cristales de la misma hasta que refresque la superficie de las vesículas y así sentir mayor alivio, a medida que van curando, respectivamente.

Al ser una planta neutral, el aloe vera tiene un poder protector, preventivo y curativo para las lesiones del herpes virus, ya que impide la replicación del virus y con ello, va limitando la progresión de las ampollas haciendo que se sequen rápidamente y disminuya considerablemente la picazón de estas.

Linaza

El poder exfoliante de la linaza se ha identificado como un gran elemento natural que combate las lesiones del herpes de forma completa ayudando a eliminar las ampollas desde su superficie. Aplica agua de linaza sobre las lesiones con agua fresca y repite la operación 3 veces al día, ayudando a que las ampollas refresquen inclusive cuando estén a punto de exponerse y expulsar el líquido de la ampolla.

Medicamentos para curar el herpes virus

Aciclovir

El aciclovir se conoce como un medicamento que entra en el rubro de los fármacos antivirales que se derivan de la guanosina  y son excelentes para el tratamiento referente a las infecciones asociadas al herpes virus, siendo estas la de varicela zóster, herpes simple 1 y 2, estomatitis herpéticas, así como herpes genital en cualquier zona que se presente.

Este medicamento antiviral es óptimo en muchas de sus formas, tanto por vía oral, como de forma inyectable y en tópicos, ciertamente. Actualmente se sabe que este medicamento inhibe la síntesis de AND viral por medio de un mecanismo que compite con la polimerasa viral deteniendo la replicación y la progresión de las lesiones que comienzan como ampollas y terminan como costras.

Lo que si se ha determinado dentro de las excepciones del herpes virus en el que el aciclovir también actúa es el citomegalovirus, que a pesar que no tiene relación con el virus del herpes también suele ser sensible al tratamiento con aciclovir.

Esteroides

Los esteroides como tratamiento para el herpes virus, suele ser una opción muy poco utilizada por la antiguedad de la misma pero con un gran resultado, sobre todo en los casos de herpes zóster que es donde hay una buena penetración del medicamento y con ello, una excelente absorción a nivel de las ampollas y las secreciones expuestas dentro de las mismas.

Donde se ha demostrado que hay menos efectividad por parte de los esteroides, es en el herpes simple labial 1 y 2. Aparte de ello, los esteroides tienen una larga lista de efectos adversos que en otras opciones no resultan adaptativas a todo tipo de pacientes, pero si para algunos tipos de herpes, como la culebrilla y el citomegalovirus.

De cualquier modo, cualquiera de los elementos terapéuticos que se elijan van siriviendo para la curación progresiva de las lesiones de herpes virus, debido a que cuenta con un alto nivel de penetración hacia las ampollas que hacen que vayan desapareciendo en menos tiempo que su evolución natural, aprovechando todos los beneficios que ofrece la calidad de cada uno de los medicamentos.

Sigue las recomendaciones de estos tratamientos naturales y farmacológicos y dile adiós rapidamente a cualquier tipo de lesión provocada por el herpes virus.