Saltar al contenido

Remedios caseros útiles para combatir el herpes zóster

Te explicamos remedios caseros para combatir el herpes zoster

La solución definitiva al herpes zoster, es posible y puedes obtenerla a partir de distintos remedios caseros que puedes emplear en cualquier momento para aliviar los molestos síntomas que trae consigo este cuadro clínico, donde las ampollas dolorosas y con picazón van ejerciendo sobre tu cuerpo.

Cada uno de los remedios y cuidados que puedes hacer desde casa, servirán como tratamientos naturales para conseguir que se curen en menos tiempo de lo que esperabas de acuerdo a curas naturales, antivirales y con propiedades antiinflamatorias que te servirán enormemente, además de ser completamente fáciles de aplicar en todas las lesiones.

Tener la opción de estos tratamientos caseros, resulta una bendición para quienes padecen de culebrilla, pues permite que ataques al virus totalmente y con una defensa inmensa y llena de protección sobre todo tu cuerpo, a largo plazo, sin que sientas los síntomas del herpes zoster.

A partir de los remedios naturales, la infección tendrá una evolución rápida hacia su maduración de forma que las ampollas, se convertirán rápidamente en costra e irán desapareciendo de tu cuerpo sin dejar ningún tipo de cicatriz, que es lo que todo el mundo teme, una vez que padecen esta enfermedad, donde las vesículas dolorosas son el síntoma cardinal.

Remedios hechos en casa para curar el herpes zóster

Té verde o té negro

Estos tés son unos de los remedios caseros para la culebrilla más efectivos, dado que cuando se trata de curar el herpes zóster, es una alternativa de mucha satisfacción por sus encantadores efectos refrescantes provenientes del árbol.

Al mismo tiempo, puedes aplicar una serie de compresas de esta planta medicinal, con el fin de aliviar la picazón y el ardor que provocan estas lesiones, ayudando a curar rápidamente el virus del herpes zóster en todo el cuerpo y así poder eliminar la infección por completo.

Las compresas puedes utilizarlas con agua hirviendo, así como también en forma de agua fría, colocándolas sobre las ampollas, sirviendo así para acoplar todas las propiedades medicinales con una máxima efectividad de por medio.

Baños de agua tibia

Cuando buscas tratamientos completamente naturales, recurrir a los baños de agua tibia sobre las lesiones, es una excelente alternativa y que puedes tener a disponibilidad en casa.

Si quieres algo más efectivo, puedes combinar los baños de agua tibia con el secado de las llagas con aire frío, es totalmente efectivo debido a que al combinar ambas temperaturas, el herpes zóster tenderá a secarse y con ello a eliminar sus ampollas, convirtiéndolas en costras, directamente.

Puedes también cambiar las temperaturas, por medio de las compresas o con baños sucesivos de agua tibia y agua fría o bien, con ayuda del secador de pelo, la picazón mejorará y las vesículas irán desapareciendo cada vez con más rapidez hasta dejar tu piel totalmente lisa.

Miel

Si quieres que el herpes zóster, tenga una duración mínima en todo el cuerpo una vez que ha sido contagiado y el período se encuentra activo, tienes la opción de añadir un sentido de frescura en las lesiones con miel sobre las ampollas.

Antes de recurrir a los medicamentos costosos, nada mejor que aplicar remedios caseros sobre las ampollas y hacer de estos métodos, técnicas realmente efectivas para conferir un gran poder a la curación de las vesículas del herpes que pueden abarcar todo el cuerpo o ciertas regiones de él.

Dentro de los efectos poderosos de la miel, se encuentra que es una sustancia antiinflamatoria, además de ser completamente antiviral, teniendo efectos positivos en la curación completa de la culebrilla y principalmente, en los síntomas de esta afección.

Prueba ya todas estas opciones de remedios caseros y garantiza que la culebrilla solo sea cuestión de escasos días sin dolor y sin síntomas molestos de picazón.