Saltar al contenido

Infusiones Caseras para aliviar el Herpes Tipo 2

Infusiones Caseras para aliviar el Herpes Tipo 2
Califica este post

El herpes tipo 2 es una infección viral que se caracteriza porque una vez que se ha adherido a un organismo humano, este persistirá el resto de la vida y se mantendrá en fase de latencia y en fase de activación las veces que el cuerpo se enfrente a situaciones de estrés.

Infusiones para Tratar el Herpes Tipo 2

Ahora conocerás los mejores remedios caseros para que lo apliques de inmediato, una vez que percibas los síntomas prodrómicos del herpes 2 o herpes genital, los efectos aliviadores son inmediatos y de larga duración, tal y como lo que quieres encontrar para esos episodios de mucha molestia.

Curación con propóleo

Propoleo para el herpes 2

El extracto de propóleo es altamente efectivo cuando se trata de curar las heridas por herpes simplex tipo 2, ya que es un virus caracterizado por emitir mucho dolor antes y durante su exposición.

Si ya estás sintiendo que en los próximos días tendrás un nuevo brote de herpes genital, recurre a hacer baños fríos con extracto de propóleo 3 veces al día.

El alivio es realmente rápido y muy satisfactorio a largo plazo para mejorar la cicatrización de estas lesiones, que en parte es lo que quieres obtener.

Té de zarzaparrilla

Te de Zarzaparrilla

Esta infusión es una de las tantas que puedes fácilmente encontrar en casa y poder hacerlas efectiva ante las lesiones por herpes tipo 2.

Esta es una planta de máxima utilidad en la inflamación dada por las úlceras provocadas por este tipo de herpesvirus y para su óptimo uso, lo que debes hacer es realizar tomas de esta infusión 3 veces diarias por 7 días, de este modo la cicatrización será rápida y con ello, la desaparición pronta de las molestias que el herpes en estas zonas causan.

También puedes utilizar este té dejado en agua fresca para aplicarlo sobre las ampollas o las úlceras, de modo de aliviar las punzadas o la picazón que estas producen insistentemente en los primeros días de aparición.

Hierba mora para cicatrizar

hierba mora para el herpes

La cicatrización es un proceso que en algunas heridas, dependiendo de su magnitud puede tardar en crearse. En el caso del herpes genital, puede ser uno de los casos con mayor duración durante su exposición, por lo que se recomienda, este entre los remedios naturales a los cuales puedes recurrir si buscas una rápida cicatrización.

Es viable no solo en el herpes tipo 2, sino también en el herpes zoster o culebrilla. La hierba mora debe tomarse a modo de infusión con 5 de sus hojas en una taza de agua, dejando asentar por un tiempo de 10 minutos y luego tomar a temperatura ambiente.

Por otra parte, puedes utilizar la misma infusión para aplicarla sobre las úlceras remojando previamente algodones sobre esta y empapando la zona afectada con el fin de aliviar el dolor.

Té negro contra el ardor

Te negro par ael herpes tipo 2

Es bien sabido que uno de los síntomas que provoca mayor disconfort en los pacientes infectados de herpes 2, es el ardor en los alrededores de las lesiones, más aún si el herpes genital se encuentra de la vía que toma la orina al ser expulsada ya que agrava la sensación de molestia que existe previamente.

Cada una de las bolsas de té negro, pueden ser tu botón calmante para las lesiones de herpes tipo 2, aplícalas directamente sobre ellas, preferiblemente de 2 a 3 veces al día, aminorando el dolor de tipo quemante que provocan las úlceras y mejorando las probabilidades de la rápida cicatrización. Utilízalas durante los primeros 7 días de activación del herpes virus y el brote será mucho menos grave que todos los anteriores en el que no has probado ninguna infusión efectiva.

Té de flores de Caléndula

flores de calendula

Este tipo de té tiene la característica en el herpes genital de poder aliviar la sensación de humedad, producto de la supuración que provocan las úlceras pero para ello deben usarse 3 veces diarias durante los 3 primeros días de exposición del herpes, preferiblemente con flores secas junto a 1 taza de agua hervida.

Tapa todo y deja reposar esta infusión por 10 minutos.Los cambios serán inmediatos dejando mucha frescura en la región afectada, sin importar si la infección recién comienza, pues la naturaleza siempre sorprende con sus beneficios.